11 de mayo de 2012

Juan Ramón Jiménez Poesía y Pintura .


"El arte será más repleto cuando reúna más la posibilidad de todas las artes, que no es isla el arte, sino continente. Y no son las artes sino modo, parte, lados de expresión de lo mismo, es lo mismo absoluto que es la verdad más profunda y más alta del artista, del poeta" Juan Ramón Jiménez."


Juan Ramón Jiménez tuvo siempre muy presente la relación entre la Literatura y el Arte . En 1953 , dijo que la poesía moderna perseguía su filiación con otras artes: en el Parnasianismo escultura; en el Simbolismo, el color( El Modernismo. Notas de un curso).

EL MODERNISMO JUANRAMONIANO

En su primera etapa, etapa sensitiva ( 1898-1915), el poeta estuvo vinculado, por influencia de Rubén Darío, con el Parnasianismo ( Ninfeas, 1900), pero pronto penetrará en los misterios de la poesía simbolista, influenciado por Bécquer , Rosalía, Verlaine, Rimbaud...("La creación es un templo donde vivos pilares/ hacen brotar a veces vagas voces oscuras; por allí pasa el hombre a través de espesuras/ de símbolos...). Influencia del Simbolismo es su fascinación por el color en su poesía de corte modernista en busca de la belleza sensorial.


POESÍA Y PINTURA


La vinculación del poeta con la pintura es extraordinariamente intensa, ya que junto a los ricos valores pictóricos presentes en sus poemas, se une el hecho de que él mismo realizó numerosos cuadreos y dibujos, a la vez que se interesó por la tipografía, arte del que fue un gran renovador. "

Aunque el impresionismo es la tendencia predominante en sus obras, se refleja también la influencia de elementos románticos panteístas y la pintura prerrafaelita

                                          finca nazaret


Juan Ramón Jiménez recita los Poemas "La transparencia, Dios, la transparencia" y "El nombre conseguido de los nombres" del libro "Dios deseado y deseante".

video

Borrador-2009




2 Comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias.

Eulalia

Carmen Diez dijo...

Muy interesante tu blog, amo a Juan Ramon, me hubiera gustado conocerlo personalmente, tan tierno y respetuoso con la naturaleza, gracias por compartir, un abrazo, hasta siempre!!!Dios está en su palacio de cristal. Quiero decir que llueve, Platero. Llueve. Y las últimas flores que el otoño dejó obstinadamente prendidas a sus ramas exangües, se cargan de diamantes. En cada diamante, un cielo, un palacio de cristal, un Dios. Mira esta rosa; tiene dentro otra rosa de agua, y al sacudirla, ¿ves?, se le cae la nueva flor brillante, como su alma, y se queda mustia y triste, igual que la mía.
El agua debe de ser tan alegre como el sol. Mira, si no, cuál corren, felices, los niños bajo ella, recios v colorados, al aire las piernas. Ve cómo los gorriones se entran todos, en bullanguero bando súbito, en la yedra, en la escuela, Platero, como dice Darbón, tu médico.
Llueve. Hoy no vamos al campo. Es día de contemplaciones. Mira cómo corren las canales del tejado. Mira cómo se limpian las acacias, negras ya y un poco doradas todavía; cómo torna a navegar por la cuneta el barquito de los niños, parado ayer entre la hierba. Mira ahora, en este sol instantáneo y débil, cuán bello el arco iris que sale de la iglesia y muere, en una vaga irisación, a nuestro lado.

Publicar un comentario

 
Optimizado a 1024 X 768 de Resolución de Pantalla. Diseñado por Víctor V.Q. para Cuaderno de las Letras